¿Cuándo acudir a un psicoterapeuta?

Cuando no nos encontramos bien, no entendemos lo que nos pasa o bien sabemos lo que nos sucede pero no la manera de solucionarlo y necesitamos ayuda. Esta confusión o malestar puede ser individual, de pareja o familiar.
También se puede acudir a un psicoterapeuta para mejorar el conocimiento de uno mismo y potenciar los propios recursos.


¿Tiene solución lo que me pasa?

En ocasiones, sentimos emociones bastante intensas. Algunas veces sin motivo aparente, otros por circunstancias que nos hacen sufrir. Las emociones son algo natural y normal que surge de forma espontánea ante ciertos estímulos.
Por tanto, no es necesario sufrir ninguna patología grave para sentirnos mal. El profesional ayudará a entender estas emociones para conseguir una expresión y manifestación sana y equilibrada.
Plantearse un deseo de cambio es el inicio de la solución al problema.

¿En que consisten las sesiones de psicoterapia?

Son un espacio personal e individualizado que nos permite conocer la situación conflictiva y los medios a aplicar para superarla. Por este motivo la intervención se dirige a aumentar el bienestar emocional desde la primera visita, utilizando sólo el número de sesiones necesarias para tal fin.

¿Es confidencial?

Para ejercer como psicólogo es necesario estar colegiado. Uno de los deberes del ejercicio profesional es la confidencialidad de la relación entre paciente y profesional.

¿Qué diferencia hay entre un psicoterapeuta y un psiquiatra?

Los psiquiatras estudian y tratan los procesos biológicos relacionados con la salud mental. Los psicoterapeutas estudian y tratan los procesos psicológicos (pensamientos, emociones y conductas) relacionados con la salud mental. El profesional debe poseer el título de Licenciado en Psicología y además es aconsejable que posea una importante formación complementaria como psicoterapeuta. El trabajo en equipo entre ambos tipos de profesionales ofrece a menudo las mejores posibilidades de éxito.